sábado, 16 de mayo de 2015

LOS MEJORES CÓMICS DE SPIDER-MAN


¿Te gustaría introducirte en la lectura del Hombre Araña, pero te ves abrumado por largas décadas de historias y no sabes por dónde empezar? Tranquilo. Vamos a hacer un repaso a algunas de las mejores sagas arácnidas de todos los tiempos. Un vistazo a aquellos clásicos indispensables en la trayectoria de nuestro amigo y vecino Spider-Man.

Para facilitar su seguimiento, he optado por ordenarlos de manera cronológica. Serían los siguientes:

El origen del Hombre Araña (Amazing Fantasy #15), agosto de 1962:

Poco se puede decir del cómic que originó la leyenda. Por razones obvias (origen de los poderes, confección del traje y los lanzarredes, la muerte del tío Ben, o el aprendizaje de lo que significa responsabilidad), sin duda se convierte en un ejemplar de obligada lectura.


Los Seis Siniestros (1ºer anual de Amazing Spider-Man), octubre de 1964:

La primera vez que Spider-Man hubo de enfrentarse a un grupo de supervillanos unidos: Los Seis Siniestros, la peligrosa unión de Electro, Kraven El Cazador, Mysterio, el Hombre de Arena y el Buitre, todos ellos liderados por el Doctor Octopus (preciosas las seis splash-pages donde el arácnido se enfrenta a cada uno de ellos). El primer especial dedicado al arácnido (publicado en una época donde -a diferencia de la mediocridad reinante hoy en día- un anual era un auténtico acontecimiento para el fandom, sólo comparable en interés a los actuales macro eventos tipo Civil War, Secret Invasion, Spider-Island o Superior Spider-Man). Más páginas, más villanos, más acción... ¡más de todo!


El Capítulo Final (The Amazing Spider-Man #33), febrero de 1966:

Spider-Man, tiene que conseguir a toda costa un antídoto para salvar la vida de su tía May. En el momento culminante de la aventura, el héroe se encuentra atrapado entre toneladas de acero y con el agua literalmente al cuello, mientras rememora su origen al tiempo que trata de reunir fuerzas para escapar de una muerte segura.


Spider-Man desenmascarado por el Duende Verde (The Amazing Spider-Man #39-40), agosto y septiembre de 1966:

¿Qué puede hacer el trepamuros ante un adversario que conoce su identidad secreta?. Cuando Peter Parker descubre que su enemigo más letal, el Duende Verde, es el padre de su mejor amigo, el peligro de ser desenmascarado llega a ser real. Téngase en cuenta que por aquellos días, la identidad secreta era algo casi sagrado. Además, en esta saga también se desveló por vez primera el rostro de Mary Jane.


Spider-Man No More (The Amazing Spider-Man #50), julio de 1967:

Peter Parker se ha cansado de que todo el mundo desconfíe de Spider-Man, pese a que lo único que hace es enfrentarse al crimen. Hastiado, decide abandonar el traje de superhéroe (en una imagen icónica, si cabe más aún que su famosa portada), así como su identidad secreta, para centrarse en sus estudios y sus maltrechas relaciones personales. Aunque su nueva vida parezca prometedora... ¿cuanto tiempo podrá el joven ignorar la ventaja que su ausencia proporciona al mundo del hampa?. Y hablando del hampa... ¿sabéis que en este cómic debutó nada menos que Wilson Fisk, alias Kingpin?. También cabe resaltar que la trama central de la excelente Spider-Man 2 (de Sam Raimi) en buena medida está inspirada en este cómic.



La Muerte del Capitán Stacy (The Amazing Spider-Man #90), noviembre de 1970: 

En este capítulo culminante, asistimos a la primera tragedia importante en la vida de Peter Parker desde la muerte de su tío Ben. El Capitán Stacy se había convertido en una especie de mentor para Peter, y éste sospechaba que había llegado a adivinar su identidad secreta. Hacia el final del cómic sus sospechas se confirman, cuando Stacy fallece en brazos del héroe. Por no variar, la opinión pública acusa a Spider-Man de su muerte. Un relato desgarradoramente emotivo, y por si fuera poco, exquisitamente dibujado. ¡Me encanta este cómic!



La Saga de los Seis Brazos (The Amazing Spider-Man #100-102), septiembre a noviembre de 1971: 

Una vez más, Peter Parker se siente agobiado por el peso de su identidad como Spider-Man. No puede soportar el hecho de que Gwen considere al lanzarredes como el asesino de su padre. De este modo, con la intención de librarse de su parte arácnida de una vez por todas, el joven prepara una fórmula química para suprimir definitivamente sus poderes. Bebe la poción y cae en un profundo sueño, con pesadillas relacionadas con sus principales supervillanos, todo en medio de grandes dolores. Cuando despierta, descubre el motivo: algo ha salido terriblemente mal... ¡y ahora tiene seis brazos!. En lugar de inhabilitar sus poderes, lo que ha conseguido es aumentar -del modo más macabro- su similitud con las arañas. Por si esto fuera poco, en el camino de Peter por recuperar su humanidad se cruzarán el Lagarto y Morbius, el vampiro, para acabar de convertir esta saga en una de las más terroríficas de toda la historia arácnida.


La Muerte de Gwen Stacy(The Amazing Spider-Man #121-122), junio y julio de 1973:
Número histórico. Hasta entonces, los héroes siempre habían conseguido llegar a tiempo para salvar a sus seres queridos, especialmente si se trataba de su interés romántico. Pero esta vez sería diferente. Un relato desgarrador, alejado del clásico final feliz y que, de propina, remataba con la (aparente) muerte del supervillano en una demostración absolutamente arquetípica de lo que se supone que la justicia poética debe ser. No en vano esta saga sería considerada el fin de la inocencia ya no para Spider-Man, si no para el mundo del cómic en general. Imprescindible entre los imprescindibles.


La Saga del Clon Original (The Amazing Spider-Man #147-150), agosto a octubre de 1975:

El Chacal narcotiza a Spider-Man. Luego, cuando éste despierta, descubre con gran estupor que se halla ante un doble perfecto, es decir, un clon, que también recobra la consciencia en ese preciso instante. Los dos dicen ser los auténticos, y convencidos de ésto, luchan entre ellos. El cómic está narrado con tal maestría, que desde el primer momento incluso el lector desconoce cual de ambos personajes enfrentados en cada viñeta es el genuino y cual el impostor. En el desenlace final, uno cae inconsciente mientras el otro se queda con la duda de si es el auténtico o no. ¿Como saberlo? El mismo Parker nos da la respuesta: él está enamorado de Mary Jane, y ya que el amor es un sentimiento que no puede ser clonado, recoge al supuesto clon y lo arroja por una chimenea industrial a fin de deshacerse de su falso doble. Pero el tiempo demostrará que quizás las cosas no resulten tan sencillas...



Crossover Superman Vs. Spider-Man, enero de 1976:

Los proyectos conjuntos entre DC Marvel son un bien escaso, y más aún si estos están protagonizados por los dos buques insignia de cada compañía: Superman y Spider-Man. El sueño utópico de toda una generación de lectores se hizo realidad. Un equívoco entre los dos héroes comienza por enfrentarlos, para al final acabar uniendo fuerzas contra Lex Luthor Doctor Octopus. 96 páginas a tamaño tabloide. Formato grandioso para grandioso contenido. No en vano esta obra fue subtitulada como La Batalla del Siglo, y creedme que no exageraron un ápice.


La Saga del Carroña Original (Peter Parker, The Spectacular Spider-Man #29-31), abril a junio de 1979:

Un misterioso villano que adopta el nombre de Carroña se adentra en el apartamento de Peter Parker (en ausencia de éste) para dejar un escalofriante mensaje escrito en la pared. Es obvio que conoce su identidad secreta. Más tarde llegará incluso a capturarlo, momento en que llegará a revelarle que se trata de un clon decadente del Profesor Miles Warren, también conocido como el ChacalWarren había creado el clon y lo había dejado en una cápsula para que alcanzase su pleno desarrollo. Pero Warren murió y algo salió mal, y el clon se convirtió en un cadáver viviente dispuesto a destruir al arácnido a cualquier precio. Sin duda, uno de los villanos más aterradores a los que se enfrentó jamás. ¡Otro de mis favoritos!.



Nada Puede Detener al Juggernaut (The Amazing Spider-Man #229-230), junio y julio de 1982:

Juggernaut se le encomienda la tarea de acabar con Madame Web, por lo que un Spidey desesperado ha de tratar de frenar su avance a toda costa, aún a sabiendas de que haga lo que haga será misión imposible. Una aventura trepidante, con un héroe puesto contra las cuerdas como pocas veces habíamos visto hasta entonces. Roger Stern en estado puro.


El Chico que Coleccionaba Spider-Man (The Amazing Spider-Man #248), enero de 1984:

No es más que un relato de 10 páginas, complemento de la historia principal del Amazing Spider-Man 248, pero, pese a su brevedad, por su emotividad se ganó por derecho propio un sitio de honor en el panteón de clásicos arácnidos. En sus páginas nos es narrada la historia de Tim Harrison, un joven admirador de Spider-Man cuyas circunstancias dejaron una profunda huella en nuestros corazones.

.

La Llegada del Traje Alienígena (Marvel Super Heroes Secret Wars #8), diciembre de 1984:

Los principales héroes y villanos de Marvel han sido transportados por El Todopodersoso a un lejano planeta para luchar entre sí. En mitad del fragor de la batalla, el trepamuros quiere reemplazar su traje hecho jirones por uno nuevo, de modo que se dirige a una máquina extraterrestre que fabrica ropa ( y que había sido descubierta por Thor). Pero se equivoca de máquina, y aunque aparentemente consigue un espectacular traje de nuevo diseño (todo negro, a excepción de un símbolo con una gran araña blanca), no tardará mucho en descubrir que lo que parecía ser un simple disfraz en realidad oculta un terrible secreto. Siendo honestos, probablemente esta historia no alcance la calidad narrativa de las otras incluidas en esta lista, pero por su enorme importancia futura, me vi en la necesidad de incluirla aquí.



La Muerte de Jean DeWolff (Peter Parker, The Spectacular Spider-Man #107-110), octubre de 1985 a enero de 1986:

La Capitana Jean DeWolff se había convertido en la conexión de Spider-Man con la policía, tal y como tiempo atrás lo había sido el Capitán Stacy. Además está enamorada de él en secreto. Cuando aparece asesinada, Spider-Man asume la misión de dar caza a su asesino, un misterioso personaje que se hace llamar el Comepecados.


La Última Cacería de Kraven (The Amazing Spider-Man #293-294, Spectacular Spider-Man #131-132, Web of Spider-Man #31-32), octubre y noviembre de 1987:

Un relato oscuro y claustrofóbico, digno heredero de ciertas obras maestras de similar tono muy recientes aún por aquel entonces, tales como El Regreso del Caballero Oscuro o Watchmen. Icónica imagen la de Spider-Man emergiendo de la tumba.

.
Spider-Man: Hobgoblin Lives (Spider-Man: El Duende Vive mini-serie #1 a 3), enero a marzo de 1997:

El mundo había asumido que el Duende era el periodista del Daily Bugle, Ned Leeds, asesinado en Berlín años atrás. Pero el aparente regreso del villano siembra una terrible duda: ¿Ha vuelto Ned Leeds de entre los muertos, o quizás es que en realidad él nunca fue el Duende?. Una saga muy bien escrita y genialmente dibujada, que desvela de una vez por todas un misterio que llevaba demasiado tiempo sin resolver.


La Primera Saga de Morlun (The Amazing Spider-Man vol.2, #30-39), junio de 2001 a marzo de 2002:

Spider-Man conoce a Ezekiel, un misterioso individuo con poderes similares a los suyos, quien lo advierte de que un poderoso y antiguo ser llamado Morlun, una especie de vampiro sediento de fuerza vital, querrá cazarlo para absorber toda su energía mística. Spider-Man se enfrenta repetidas veces a Morlun (quien no ceja en su empeño de darle caza) para descubrir con asombro que se trata de un adversario prácticamente invencible. Os diré que los combates entre ambos son realmente espectaculares. Con múltiples escenas de destrucción por doquier, algunas a página completa o incluso a doble página. Muy, muy chulas. El caso es que en el curso de un nuevo enfrentamiento, Spider-Man llega a darlo por muerto. El trepamuros se retira entonces, herido y exhausto como nunca lo habíamos visto hasta entonces en todos sus años de historia. Se tumba en su cama, vendado y ensangrentado, y cae profundamente dormido dejando los restos de su uniforme, hecho jirones, desperdigado por el suelo junto a la cama. Lo que menos se esperaría él es que su tía May fuese a venir al apartamento (para acabar descubriendo quien es en realidad su sobrino). La profunda conversación que se produce posteriormente entre ambos, cuando ella le confiesa haber descubierto su secreto, es el epílogo perfecto para una saga rabiosamente interesante de principio a fin.


Y hasta aquí, nuestro repaso a (algunos de) los mejores cómics de Spider-Man. Probablemente no estén todos los que son, pero sin duda son todos los que están. ¡Que disfrutéis su lectura!

Y si os ha gustado este artículo en plan ranking, os recomiendo encarecidamente que no dejéis de leer éste otro: Top Ten: Los diez enemigos más letales de Spider-Man.

7 comentarios:

  1. Muy buen resumen! Queda pendiente otro post con los números más relevantes del 2002 para acá. Una pregunta: ¿Por cuántos números estuvo Spidey usando el traje negro?

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente, querido amigo, y salvo contadas excepciones, cuanto más avanza la numeración de la colección más difícil es encontrar tebeos verdaderamente destacables en cuanto a su calidad o relevancia (al menos en opinión de quien esto escribe). En cuanto al tiempo que Spidey vistió el traje negro, te diré que en su concepción original (simbionte alienígena), fue desde que lo adquiere en el Secret Wars 8 (diciembre del 84), hasta que Reed Richards descubre lo que es en realidad y se lo quita con ultrasonidos, lo que sucede en Amazing Spider-Man 258 (noviembre del 84). Como verás, se da la curiosa paradoja de que como ambas series se publicaban paralelamente, si nos ceñimos a las fechas de publicación de los cómics el Trepamuros se libraría del "traje" un mes antes de conocerlo. Sobra decir que los hechos narrados en Secret Wars relatan, en realidad, sucesos acontecidos semanas o meses ANTES de los narrados en Amazing. Sé que esto puede parecer un poco raro de digerir, pero cuando le tomas el pulso a este tipo de licencias argumentales no es tan complejo.

    Posteriormente, y en diversas ocasiones, Spidey volvería a utilizar puntualmente su traje negro, pero esta vez ya en versión de tela corriente y moliente.

    Espero haberte sido de ayuda. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. De Coming Home, lo unico lamentable fue el coloreado y, en momentos, el dibujo de JRJR, pero aun así es bastante interesante, un origen mas realista del hombre araña y la explicacion de porque no lo ha matado la radiación. Nuff Said!

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu selección. Estoy introduciendome a los cómics de Spiderman y me gustaría saber si recomiendas algunos de los cómics del 2000 en adelante o si son mejores los clásicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué puedo decirte? Yo creo -honestamente- que toda la esencia de Spider-Man se haya contenida en sus primeros 150 números. Vamos, que los clásicos son absolutamente inexcusables lo mires por donde lo mires. Aún así, como refleja esta selección, también existen otras buenas historias más allá de eso. En cuanto a tu pregunta sobre arcos interesantes después del año 2000, aparte de la mencionada saga de Morlun, yo te recomendaría leer la saga Superior Spider-Man (2013). Entre los materiales más o menos recientes del Trepamuros, quizás sea una de las etapas más potables.

      Eliminar
    2. Gracias de nuevo por tus recomendaciones.^^

      Eliminar
  5. Hace unos meses que regresé a Spider-Man desde que lo abandoné en 2007 por obvias razones que están de más mencionar. Y sí lo hice fue porque algunas personas me juraban y perjuraban que Slott era magnifico y que era lo mejor que le había pasado a Spiderman, así que le di una opotunidad a Superior y Spider-Verse y la verdad es que no puedo decir que sean historias malas pero tampoco consideró que sean las grandes historias como muchos dicen, además algo que me decepcionó profundamente es como relegaron a Mary Jane a un papel sin importancia y la forma en que han venido deformando a Parker. Así que decidido a abandonar Spider-Man de nuevo me encontré con una lista de clásicos y empece a verlos todos y la verdad es que es cierto, conforme pasa el tiempo es difícil encontrar historias buenas. En lo particular la época que más me gusta es la de Gerry Conway en la década de los 70 por el giro oscuro que le dio al trepamuros, las sagas de la muerte de Gwen y la del clón son obras maestras en toda regla. Sobre la primera siempre me quedaran en la mente 3 momentos, la muerte de Gwen, la muerte del Duende Verde y el epilogo con Mary Jane en el departamento de Parker cediendo a sus sentimientos sobre sus aparentes convicciones pese a los insultos que recibe. Y de la saga del clon el momento en que regresando de Francia, Parker se encuentra a Gwen y el tormento que eso le produce.

    De la decada de los 80 me quedó con la muerte de Jean de Wolff y la última Cazeria de Kraven. Aunque algo que también me gusto es la forma tan perfecta en que se trató a la relación Peter/MJ (mi pareja favorita de los comics de toda la vida), y sin siquiera ser pareja, pues oficialmente eran amigos solamente, aún así la tensión romántica era excelente y quizás mi momento favorito de todo es cuando MJ le confiesa que conoce su identidad secreta y la constante negación de ambos en el annual 19. Desgraciadamente los editores cometieron un error al casarlos tan premeditadamente, pues aún tenían varios años para explotar su relación pre-matrimonio.

    De los 90 sé que va a sonar a sacrilegio para muchos, pero a mi facinaba la segunda saga del clon, quizás sea porque la leía de niño, pero aún así considero que hubo buenos momentos, pese a su terrible funcionalidad, como el momento en que los dos spider se encuentran, el regreso del chacal, la muerte de la tía may, el juicio de Parker o todo el drama de si parker era un clon o no. Desgraciadamente se vino en caída libre por los cambios de rumbo en a trama y su excesivo alargamiento. Aún así nos dejo la continuidad de Spider-Girl que por muchos años le hizo sombra a la continuidad oficial, de ahí que Quesada siempre buscó eliminarla y por fin se le hizo en el 2015.

    Y pues bueno del 2000 para acá no hay mucho que decir, me gustó la etapa de Strancisky, no puedo decir ciertamente que fue genial, pero supo darle continuidad al personaje sin destruir su esencia, legendario me parece el momento en que Parker le pide a Mary Jane que regresé con él porque sí no su vida no está completa. A mi me hubiera interesado ver que habría sucedido si "Pecados del pasado" hubiese terminado como la había concebido JMS antes de que Quesada interviniera. De Slott pues que puedo decir, no me gusta, sus historias inician bien pero terminan mal, ha deformado al personaje tanto que actualmente casi no queda nada del viejo Spider, ha destruido continuidades alternas como la de Spider Girl y ha intentado sustituirlas por cosas raras como Spider-Gwen, Acabo con el factor romántico con su negativa de devolverle su status a MJ. Superior no es una mala historia pero para ver a un castigador, prefiero a Punisher o Daredevil.

    ResponderEliminar

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...