sábado, 23 de mayo de 2015

¿POR QUÉ DEJÓ STEVE DITKO DE DIBUJAR SPIDER-MAN?

Todo parece indicar que Steve Ditko, el primer dibujante arácnido, siempre fue un tipo con una personalidad un tanto peculiar. Si a eso le sumamos el hecho de que a principios de los años 60´s abraza con auténtica pasión la teoría de la objetividad (una nueva corriente filosófica divulgada por los libros de la escritora Ayn Rand), su carácter, si cabe, se enrarece aún más.

Una de las muchas máximas que promueve Rand, defiende la justa compensación para el "productor" frente a los "saqueadores", es decir, aquellos que inmerecidamente se aprovechan de los logros ajenos.

Es por esto que Ditko se opone frontalmente a políticas sociales de reparto equitativo, considerando que esto supone robar a quienes previamente han realizado un esfuerzo, si después han de compartir sus beneficios con la parte improductiva que nunca movió un dedo para conseguir nada.

Por tanto el problema lo ocasionó, en gran medida, el llamado Método Marvel. Dicho método consistía en que Stan Lee escribía un breve (o a menudo incluso brevísimo) borrador de lo que iba a pasar en la historieta. Así, el dibujante de turno (en este caso Ditko) tenía que crear el aspecto visual de cada personaje, estirar el argumento (añadiendo infinidad de detalles de cosecha propia) hasta ser capaz de alcanzar las clásicas 22 páginas que suelen tener los cómics, y devolver el trabajo a Stan con anotaciones de lo que sucedía en cada página, para que éste pudiera entonces insertar los diálogos finales y demás textos de apoyo definitivos (amén de esperar su visto bueno antes de que se le permitiera entintar).

A partir del décimo número de The Amazing Spider-Man, el esforzado dibujante ya tenía un importante control sobre la trama y el desarrollo de la serie, y a partir del 18, Lee le dejaría vía libre total a la hora de elaborar los argumentos, limitándose a añadir los diálogos una vez terminadas las páginas. Así, es comprensible que a Ditko le repateara cada vez más que Stan siguiese llevándose todo el crédito como guionista, mientras a él seguían acreditándolo como simple dibujante. En términos objetivistas, uno era "productor" y el otro "saqueador". Así de crudo, y así de sencillo.

Se ve que esto debió originar alguna agria disputa entre ambos creadores, particularmente pienso que dicha discusión (o discusiones) debieron suceder en los primeros meses de 1965, y la mejor prueba de ello es que a partir del número 26 Ditko ya empieza a figurar como argumentista (que no como guionista, un privilegio que siguió ostentando exclusivamente Stan Lee) en los títulos de crédito de la cabecera arácnida.

No todo fue siempre un remanso de paz entre los creadores del Trepamuros.
A partir de entonces, los dos artistas dejarían incluso de hablarse, y Lee habría de comenzar a enviar los argumentos a Ditko a través de Sol Brodsky (jefe de producción por aquellos días), perdiéndose todo contacto directo entre ellos. Eso explicaría ciertos fallos de coodinación que la serie padeció desde entonces (incluso hay quien no duda en afirmar que en realidad éstos eran debidos a "equívocos" que Ditko insertaba premeditadamente para hacer tropezar a Lee una vez tras otra y demostrar que no tenía ni idea de por donde discurría el argumento). Uno de dichos fallos de coordinación podemos encontrarlo en el número 30 de la colección, cuando los esbirros del Planeador Maestro se refieren a su jefe como El Gato Ladrón, cuando el Gato era tan sólo el villano de ese número.

Así pasaron varios meses.

Y por si todo lo expuesto anteriormente no fuese de por sí ya lo bastante delicado, se sumó otro problema de fondo. Martin Goodman, dueño de Marvel por aquel entonces (y a la sazón marido de la prima de Stan Lee) había prometido a sus dibujantes que cuando las series de las que se encargaban alcanzasen unas ventas importantes sus sueldos también se verían considerablemente incrementados. Ya en 1966, a pesar de que Spider-Man se vendía maravillosamente bien, y cada vez aparecían más y más productos de merchandising relacionados con su figura, el aumento jamás llegó.

Al tiempo, Stan Lee ganaba más y más fama con los personajes de Marvel, concedía infinidad de entrevistas con su particular estilo simpático, y su cuenta corriente mejoraba a pasos agigantados.

En julio de ése mismo año apareció el número 38 de The Amazing Spider-Man, el último que Ditko dibujaría justo antes de abandonar -completamente asqueado- la editorial.

Su marcha de la serie fue tan abrupta, que no se dignó siquiera a dibujar esa última portada (Stan Lee tendría que ingeniárselas ampliando y remontando varias viñetas interiores a modo de improvisado collage). Cuando se fue, Ditko juró que jamás volvería a dibujar a Spider-Man, y aunque con los años se lo propondrían más de una vez (incluso ofreciéndole interesantes sumas por volver a hacerlo), el hombre cumplió su promesa.

En cuanto a la colección arácnida, el número 39 (primero sin Ditko) vendría dibujado por John Romita (padre), y Stan Lee volvería a tomar firmemente las riendas de los guiones cerrando las diversas tramas abiertas por Ditko y dándole un claro cambio de rumbo a la serie, haciéndola más superheróica y dejando de lado, de una vez por todas, al Parker marginado.

Desde entonces, Lee ha mantenido que su desencuentro con Ditko fue debido a que ambos no se pusieron de acuerdo en cuanto a la identidad que se ocultaría bajo la máscara del Duende Verde, sin embargo (y aunque estoy convencido de que Ditko jamás habría querido que el villano fuese Norman Osborn), la realidad, como hemos visto, fue bastante más compleja y triste que eso.

Un dato: más de un cuarto de siglo después de su ruptura, hacia principios de los años noventa, Lee volvió a reunirse con Ditko en la oficina de Terry Stewart (presidente de Marvel por aquellas fechas), y en la que también estaban presentes el guionista Tom DeFalco y el editor Jim Salicrup, a fin de tratar las condiciones de una posible nueva colaboración entre ambas leyendas (en principio relacionada con el proyecto de la línea 2099 y sin conexión alguna con el arácnido).

DeFalco narraría posteriormente que cuando el dibujante llegó, Stan Lee lo recibió con un apretón de manos, que acto seguido se transformó en un cálido abrazo. Según sus propias palabras "...era obvio que eran dos tipos que realmente se caían bien y se respetaban mutuamente". Luego se sentaron a conversar. Stan expuso algunas ideas sobre la serie. Parece ser que al final la propuesta no interesó a Ditko pero, antes de que se retirara, Stan le propuso hacer juntos una novela gráfica sobre Spider-Man, haciéndole ver que sería un importante acontecimiento editorial que les haría ganar mucho dinero a ambos... ¡el producto del reencuentro de los creadores originales tras tanto tiempo separados se vendería como rosquillas! Una vez más, y siempre fiel a sus principios, Ditko se negó a participar haciendo ver a sus interlocutores que en su día él se había involucrado demasiado con ese título para que al final acabara convirtiéndose en otra cosa, muy alejada de lo que a él le hubiese gustado que fuese. Finalmente, se despidieron amigablemente y el dibujante abandonó el despacho.

Posteriormente, Stan admitiría públicamente en diversas ocasiones que consideraba a Ditko co-creador de Spider-Man.
Una vez, en agosto de 1999 mediante una carta publicada en el New York Times. Otra, en el documental de 2007 para la BBC In Search of Steve Ditko, (aunque aquí ya un poco más ambiguamente, echando "una de cal y otra de arena").

Cuando Jonathan Ross le pregunta sí de verdad lo considera co-autor, Stan dice: "Si un tipo imagina una cosa, es el creador de esa cosa, y luego se lo da a otro para que lo lleve al papel". Sin embargo, luego parece pensarlo mejor y dice: "Estoy contento de considerarle el co-creador... Creo que si Ditko desea ser considerado co-creador, creo que se merece ser considerado co-creador, porque hizo un trabajo maravilloso."

Y espero de verdad que nadie me malinterprete, pues con esto no quiero decir que uno fuera muy bueno y el otro muy malo, o viceversa. Cada uno tendrá -como seres humanos que son- sus defectos y virtudes. Pero por si mi postura al respecto no ha quedado muy clara, os diré que creo que cualquiera de ambos, tanto Stan como Steve (o tanto Steve como Stan) fueron absolutamente determinantes a la hora de dar forma al mito, y que sin cualquiera de los dos jamás habríamos llegado a conocer al que sin duda es uno de los mejores personajes de ficción de todos los tiempos. ¿He dicho "uno de"? Rectifico: ¡para mí el mejor!

7 comentarios:

  1. Hola, salvando las distancias me recuerda a lo de los creadores de Superman; para que otros se llevaran la fama, y el dinero,pues a partir de ahora Stan Lee ya no estará en mi cabeza como único creador de Spiderman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se parece más al caso de Bob Kane y Bill Finger en Batman. Mientras que el primero pasó a la posteridad como único creador del Hombre Murciélago, el segundo fue ninguneado, a pesar de colaborar en el diseño de su uniforme, o crear conceptos como Robin o El Joker.

      Eliminar
  2. Vaya, gracias por la info, de todos modos "joer" veo que el caso se repite, es un poco triste para mí

    ResponderEliminar
  3. Muy revelador. Una pregunta: si Ditko se negó a seguir dibujando al personaje, entonces la imagen de "How Stan Lee and Steve Ditko create Spiderman!" la dibujó otro, no? Calculo que si estamos viendo esta tapa es porque el proyecto en el que se negó a participar en aquella reunión con Terry Stewart se llevó a cabo sin él, es así?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historieta "How Stan Lee and Steve Ditko create Spider-Man!" es un complemento humorístico incluido dentro del primer anual de la cabecera principal del trepamuros, que como sabes no es otra que Amazing Spider-Man. Dicho anual es de octubre de 1964, y está dibujado por el mismísimo Steve Ditko (que por entonces aún era el dibujante titular de la serie).

      El proyecto del que hablaron Lee y Ditko en el despacho de Terry Stewart no tenía nada que ver con el complemento anteriormente mencionado, de hecho dicha reunión se produjo veintitantos años después del referido anual. De lo que hablaron entonces fue de llevar a cabo una novela gráfica juntos (Lee y Ditko), pero la negativa de éste último echó por tierra el proyecto, que jamás llegó a ver la luz.

      Eliminar

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...