jueves, 20 de abril de 2017

SPIDER-MAN: LAS NOVELAS GRÁFICAS


¿En qué se diferencia una novela gráfica de un cómic "tradicional"?

A veces es difícil de precisar con exactitud. Aunque si nos atenemos a la definición "oficial", encontramos que se considera novela gráfica aquella historieta que reúne los siguientes rasgos:

*Tiene formato de libro (muchas veces, presentada en tapa dura).
*Es obra de un único autor (y muy raramente de un grupo de ellos).
*Contiene una única historia, extensa y con tendencia a la densidad.
*Contiene también pretensiones temáticas de la Literatura con mayúscula, con recurso al subjetivismo autobiográfico, flash backs, diferentes tiempos narrativos, etc.
*Está orientada a un público maduro o adulto.

Después de leer esta definición, ignoro si os habrá quedado más claro el concepto. En cualquier caso, de momento me conformo con que sepáis que la extensa trayectoria de nuestro arácnido favorito también recoge ciertas obras consideradas novelas gráficas.

Y aunque hay infinidad de títulos del personaje que podrían encajar muy bien con el formato referido, oficialmente (por el momento) son sólo cinco, que paso brevemente a reseñaros en su estricto orden cronológico:

Spider-Man: Hooky (1986)

Guionizada por Susan K. Putney, conocida escritora de ciencia-ficción, en su primera (y creo que única) incursión en el mundo del cómic, y dibujada magistralmente por Bernie Wrightson.
Una trama extraña, que arranca al Trepamuros de su habitual entorno urbano, para llevarlo a un mundo interdimensional gobernado por toda clase de sortilegios y seres de pesadilla, descontextualizando completamente al personaje, que se verá casi tan perdido como el lector.
Si te gusta el género fantástico, sin duda gozarás con esta historia.

Spider-Man: Parallel Lives (1989)

Con guión del gran Gerry Conway (probablemente uno de los mejores escritores que ha tenido jamás Spidey), y dibujos de Alex Saviuk, la obra se convierte en un verdadero ejercicio de nostalgia que viene a repasar los momentos más importantes en las vidas de Peter y Mary Jane desde que esta última se muda a Forest Hills (Queens), hasta la boda de ambos, incidiendo, como su título indica, en las grandes similitudes existentes en la vida de los dos. Destacable también el enfrentamiento con el Dr. Octopus.
En resumen, un trabajo que valorarán sobre todo los más nostálgicos, con un toque retro muy interesante.

Spider-Man: Spirits of the Earth (1990)

Con guión y dibujo de Charles Vess (especialista en ilustración de mitos y cuentos de hadas).
Nos encontramos aquí ante otra obra bastante atípica (para lo que suele ser una historia de Spider-Man). Y si digo esto es, porque -como ya sucediera antes en Hooky-, el héroe vuelve a ser arrancado de su entorno clásico y arrojado al bello paisaje rural de Escocia, donde no hay edificios en los que balancearse y donde habrá de volver a enfrentarse a fuerzas sobrenaturales que desafían toda lógica científica.
Muy recomendable.

Spider-Man: Fear Itself (1992)

No confundir con la macrosaga Marvel de 2011 del mismo título.
Guionizada mano a mano por Gerry Conway (otra vez) con el mismísimo Stan Lee, y dibujada por el insigne Ross Andru (entintado por Mike Esposito).
En esta ocasión, Spider-Man debe impedir que un arma ultrapoderosa (con la capacidad de inducir el pánico) sea usada para hacer el mal.
¿Qué puedo deciros de este trabajo? Pues no mucho, la verdad. Pese al plantel de estrellas que participaron en su realización, el resultado final se antoja -inexplicablemente- un tanto mediocre para mi gusto.


Spider-Man: Family Business (2014)

Como veis, aparecida muchos años después que su predecesora, y como aquella, con guión compartido, en esta ocasión por Mark Waid y James Robinson, y con dibujos de Werther Dell´Edera (entintado por Gabrielle Dell´Otto).
Los problemas cotidianos de Spider-Man se ven interrumpidos cuando su máxima vital (la que habla del poder y de la responsabilidad) le lleva a meterse de lleno en asuntos ajenos (y nada menos que con el señor Kingpin). La vuelta a la normalidad le traerá más de un problema serio, aparte de una sorpresa mayúscula: ¡Peter descubre que tiene una hermana menor!
Una obra que abre un interrogante mayúsculo que, sin embargo, probablemente no sea explotado jamás en la continuidad del personaje. Una pena.


Y hasta aquí, nuestro repaso a las novelas gráficas de Spider-Man. Espero que os haya gustado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, se ruega que seáis lo más respetuosos posibles en vuestros comentarios, ya que aquellos que sean violentos, racistas o deliberadamente ofensivos no son bienvenidos en este blog, por lo que en ningún caso serán publicados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...